Acá te lo contamos.

Podemos dividir los micrófonos en dos categorías, hay sistemas que se consideran micrófonos activos y otros que se consideran micrófonos pasivos, cada uno de ellos implica una serie de componentes y características que nos ayudan a encontrar un sonido específico para las guitarras.  Veamos cómo funciona cada sistema.

Micrófono pasivo: La gran mayoría de micrófonos de guitarra son pasivos, lo que significa que no necesitan una fuente de alimentación externa para funcionar, capturan pequeñas señales al ser pasivos, pero son lo suficientemente potentes como para ser potenciados por nuestros amplificadores, una de sus características de los circuitos pasivos, solo pueden cortar o reducir la frecuencia, podemos observar en el control de tono que solo se puede reducir la fuerza de la señal y el potenciómetro tiene el punto de operación máximo, por lo que solo se puede restar

Micrófono activo: Este tipo de micrófono requiere de una fuente de alimentación externa para funcionar correctamente, generalmente una batería de 9v, además, también se pueden usar con un preamplificador, lo que nos ayuda a ganar, control de tono y control de impedancia, por lo que el instrumento utiliza cables largos y sin degradar la calidad de la señal de sonido, el preamplificador puede tener un ecualizador incorporado que nos permite aumentar o cortar la frecuencia, lo cual es diferente a los circuitos pasivos que solo se pueden cortar, que pueden aumentar la potencia de ciertas frecuencias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *